Sobre Mí


Incordiando desde 1987.

Soy como un escorpión: puedo pillarte con la pinza o envenenarte con el aguijón como me toques mucho las narices. No discuto pero no juegues con ello tampoco o te llevarás un buen mordisco.

La vida es un dibujo en constante movimiento; nosotros decidimos cómo darle color.

Mi mente es caótica y dibujo ideas difuminadas en un rincón de papel imaginario que dejo volar por diversas redes. Dibujo sangre de la mente, escribo lágrimas del corazón y fotografío tristeza del alma.

Rota y destrozada tantas veces que he perdido la cuenta, reconstruida sobre esos cimientos en un intento de emular al ave fénix para darle otra oportunidad a la vida y aprovechar la felicidad que he alcanzado, dejando atrás la negrura de la depresión. Intento por todos los medios hacer las cosas bien pero acabo fracasando. Decepcionadora profesional de la gente; nunca estaré a la altura, pero nunca me rindo.
Salvar personas me gusta, pero también cosas intangibles como la amistad, aunque sepa que no tiene salvación.

Nadie me gana a autodestruirme y a destruir lo bueno que me rodea.

Perdida en mi mente, donde la magia ocurre, donde los hechizos cobran vida para poder mostrarlos al mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario